En construcción. Más allá de las obras…

Marta 2 Agosto 2008 4


Un documental hecho película de José Luis Guerin, testimonio indiscreto del final del barrio Chino de Barcelona que nació y murió con el siglo XX.en construcción

Una obra brutal de remodelación irrumpe en la vida cotidiana de ciudadanos humildes que acatarán con resignación el futuro que les imponga el gobierno. La resignación es precisamente la actitud vital que han tenido que adoptar por sistema en un barrio sin oportunidades. La transformación física del paisaje urbano influirá proporcionalmente en la psicología de los habitantes y de los trabajadores.

La obra es un espectáculo diario en el que los inquilinos son protagonistas involuntarios a la par que aturdidos espectadores. El show comienza con el interés que despiertan los interiores de las casas que están siendo reducidos a escombros en un impúdico asalto a la intimidad, el derrumbe atronador sumado a la impresionante maquinaria desplegada impide ignorar semejante espectáculo en directo, para mayor sorpresa del barrio los cimientos de las casas guardan secretos arqueológicos que provocan el arremolinamiento de los curiosos. Cada cual expone su versión, la filosofía popular se activa al tener que convivir con esqueletos de antiguos romanos o de asesinados en la guerra civil como opinan algunos mayores. Cada mirón hace sus cábalas “Ante la muerte no hay distinciones de ricos y pobres, menos mal si no ya sería demasiado”. “Esto es una cosa histórica no se debería de haber tocado” ” Un poco de respeto, esto es un cementerio. No habría que edificar”. “Mira lo que somos, tanto enfadarnos para nada” “Se sabe que es hombre por la constitución del peroné y el número de costillas, la mujer tiene una menos que el hombre”. Se pone de manifiesto la cultura y el criterio de la gente de a pie. Los niños también viven el impacto de la obra “de mayor seré arqueóloga” y emplean el domingo en hacerse casitas con los materiales y dibujar con tizas sobre el cemento liso. en construcción

Al caer la noche la luna llena da un toque de irrealidad al tremendo panorama.

Y vuelta a empezar con el sol abrasador de pleno verano, mediciones, carga, colocación de ladrillos, “hay que estar enamorado de su trabajo como si fuera una novia porque si no no le ponen interés” “el que acabe primero ayuda a su compañero”. Algunos inmigrantes miran atónitos desde los balcones la actividad bárbara e incesante,  en cambio otros están en la propia obra trabajando duro y filosofando con los españoles “todos hablamos con nosotros mismos, en voz alta o en silencio” “el capitalismo no durará tanto, no es eterno, igual que el feudalismo y el esclavismo” “yo no pienso en eso porque estoy más tranquilo, sin pensar, y vivo mejor”  “¿sólo piensas en los tochos?”

Desde las azoteas observan los ingenieros y los maestros de obra la evolución del trabajo, al fondo se vislumbran las antenas y el vaivén de la ropa tendida.

Lo único que prevalece incólume es la iglesia con su campanario, que como la catedral de Monet varía con las estaciones, y el colegio. Cerca de las navidades cae inesperadamente la nieve sobre la ciudad, el obrero filósofo opina que es duro trabajar bajo la nieve aunque apunta que la revolución rusa se hizo bajo nieve como ésta. Y con aire poético afirma “la naturaleza está susurrando a Barcelona mediante la nieve” . En primavera en cambio al caer la noche el desconsuelo que provoca el paisaje material y humano se verá irónicamente iluminado por una importante sesión de fuegos artificiales.

El personaje más entrañable es un jubilado encantado con su pobre vida, que pasa las horas observando el mar porque consigue que se detenga el tiempo y le transmita la belleza del universo. Su mayor afición es recopilar “caprichos y cosas delicadas, extraordinarias”. “Lo que tienen los ricos lo tengo yo también” “Me gusta vestir bien, soy un hombre con gusto” le sorprende lo vacía que está la gente “todos los seres son iguales y da la impresión de que no saben hablar” , aparentemente es un perdido vagabundo con su bolsa y sus tesoros en mitad del solar que están edificando.

Poco a poco toman cuerpo los pisos nuevos y va llegando la gente de clase media alta, ilusionada con su nueva vivienda. en construcción

A lo largo de la película tiene el protagonismo una pareja joven que ya no paga el alquiler, que sólo se tienen el uno al otro. En breve el joven irá a la mili y ella tendrá que esperarle hasta que él decida trabajar, asumen su día a día sin un futuro claro, evadiéndose en los salones recreativos y en la droga, un modo de sobrevivir a la incertidumbre. A ella no le queda más remedio que trabajar de noche. Pasan las horas tonteando como niños por las calles y duermen en un colchón en el suelo, de okupas en la obra nueva…

Búsquedas Relacionadas:

  • solomon kane pelicula